4 ejemplos de estrategias fiscales

Las opciones que optimizarán los recursos de tu empresa

Si eres un empresario independiente de una mediana o microempresa sabrás que levantar un negocio de cero requiere dedicación, paciencia y múltiples conocimientos financieros.

Tal vez de esos tres elementos tú ya tengas dos, y es muy probable que sea la dedicación y la paciencia, porque al inicio la teoría siempre falla.

La buena noticia es que siempre puedes aprender y superarte, por eso te queremos compartir ejemplos de estrategias fiscales con los que podrás optimizar los recursos de tu empresa.

Empecemos con lo básico: ¿qué es una estrategia fiscal?

Se le llama estrategia fiscal a la serie de pasos que permiten reducir, eliminar o diferir la carga tributaria del contribuyente, siempre dentro del marco legal y contando con documentación necesaria para eliminar riesgos.

Todos tenemos derecho a dichas estrategias pero por desconocimiento no las aplicamos.

¿Cuál es el primer paso cuando de estrategias fiscales se habla?

Roberto Vázquez Valdez, integrante de la Comisión de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores, recomienda hacer un cierre fiscal previo a partir del segundo semestre del año, para identificar el comportamiento del negocio.

Esto es el pulso financiero de la empresa, según lo comenta.

Delimita los gastos que puedes deducir

Debes tenerlos muy en claro; pareciera evidente este paso, sin embargo, aún hay muchos empresarios independientes que al iniciar su carrera en el mundo empresarial no tienen claro el listado de deducibles.

Estos se dividen en dos:

  • Gastos operativos: son aquellos gastos que se efectúan para que tu negocio funcione y se deducen cada mes durante la declaración informativa mensual.
  • Gastos personales: en estos entran los honorarios médicos, el seguro, los intereses reales pagados por créditos hipotecarios, se presenta durante la declaración anual en el mes de abril.

Acude a un experto en primera instancia

Para garantizar el máximo beneficio, la estrategia fiscal se debe diseñar a la medida de cada empresa, teniendo en cuenta que la metodología no siempre se aplica de la misma manera y bajo el mismo orden.

Como vas empezando te sugerimos que mientras creas tu estrategia fiscal, te asesores con un abogado especializado, profesionales financieros y administrativos así como con un contador capacitado y de confianza.

Tener un contador de confianza te ayudará a tomar decisiones de último momento, por ejemplo, cuál mes te conviene hacer una compra grande para deducir más.

También es de suma importancia involucrar a los inversores en este proyecto, ya que en ocasiones se tendrán que modificar algunas políticas de la empresa.

Una vez que todos estén conscientes de lo que sucederá es momento de comenzar.

A continuación te diremos algunas estrategias puntuales que puedes aplicar.

Usa las donaciones a tu favor

Todo el mundo sabe que con las donaciones las empresas se ahorran unos pesos, sin embargo, sólo se puede deducir el 7 % de la utilidad fiscal del año anterior.

Lo que no todos conocen es que al donar puedes sacar un beneficio extra que resulta bastante atractivo.

¿Cuál es? Como bien sabes, las empresas deben adquirir herramientas tecnológicas para su funcionamiento, por ejemplo equipos de cómputo y, en muchas ocasiones, los dispositivos dejan de ocuparse.

Este inventario obsoleto, aunque tú ya no lo ocupes, tiene un valor que puedes usar a tu favor.

En este caso debes solicitar al SAT una “destrucción de inventario obsoleto” y si una donataria requiere ese equipo tú puedes entregárselas y deducir la totalidad del equipo.

Es decir, si tú tienes 10 computadoras por un valor total de 100 mil pesos, al donarlas podrás deducir los mismos 100 mil pesos.

Factura tus viajes de negocio

Dependiendo del giro de tu negocio tendrás que hacer viajes. Si requieres salir de tu dominio fiscal para el funcionamiento de tu empresa puedes deducir el transporte, hospedaje, comida, uso o goce temporal de automóviles y pago de kilometraje.

Para deducir estos gastos, los comprobantes fiscales deben contener un CFDI válido para efectos fiscales y el trabajador debe entregar al contribuyente una relación de los gastos anexando comprobantes.

Además deberán:

  • Ser estrictamente indispensables para la obtención de ingresos o la actividad del contribuyente.
  • Si son operaciones mayores a dos mil pesos estar pagadas con cheque, transferencia de fondos, tarjeta de crédito, tarjeta de débito, monederos electrónicos: esta limitante no aplica para la deducción de combustibles.
  • Que el IVA esté expresamente desglosado en los comprobantes.
  • Registrarlas en su contabilidad.
  • Estar dentro de los límites de deducción establecidos en Ley o el Reglamento (faja de 50 km)

Ten en cuenta que en gastos de alimentación sólo serán deducibles 750 pesos diarios por cada beneficiario cuando los mismos se eroguen en territorio nacional y 1,500 pesos cuando se eroguen en el extranjero.

Asimismo, del uso o goce temporal de automóviles sólo podrá deducirse un monto que no exceda los 850 pesos diarios, mientras que el hospedaje sea un monto menor a 3,850 pesos diarios.

Amortización de bienes afectados a la actividad

Actualmente hay diversas herramientas tecnológicas que son necesarias para el día a día de una empresa, desde computadoras, laptops, impresoras, hasta tablets o smartphones.

Estos dispositivos no durarán para siempre y cada tanto tiempo hay que renovarlos, es aquí donde aplica la estrategia de amortización de bienes afectados a la actividad.

Supongamos que una laptop cuesta 12 mil pesos y tiene un tiempo de vida de seis años. Para reponer este dispositivo tendrás que separar 2 mil pesos al año para amortizar esa depreciación que sufre el objeto por el uso diario en el trabajo.

Este dinero lo puedes deducir del impuesto a las ganancias.

Adquiere un crédito hipotecario y deduce impuestos

Como parte de tu estrategia fiscal debes tener en cuenta que puedes deducir impuestos cuando adquieres un crédito hipotecario.

Resulta muy conveniente cuando tu negocio está creciendo y es momento de establecerlo en un lugar propio para beneficio tuyo y de tus socios o empleados.

Según el artículo 151 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, pueden deducirse “los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio por créditos hipotecarios destinados a la adquisición de casa habitación contratados con las instituciones integrantes del sistema financiero”.

Un factor que debes tener en cuenta es que el monto del crédito hipotecario otorgado no debe exceder los 4.5 millones de pesos, de lo contrario no podrás deducir impuestos al ejercer tu crédito.

¿No sabías que podías deducir impuestos al ejercer tu crédito hipotecario?

Esto resulta útil incluso en el ámbito personal ya que funciona de la misma manera, haciendo menos agresiva tu declaración anual y obteniendo todos los beneficios que conlleva hacerse de un patrimonio propio.

Hacer crecer tu patrimonio a través de un crédito hipotecario es muy sencillo a través de ION Financiera, donde contamos con un método de comprobación de ingresos especial para los empresarios independientes.

ION Financiera cuenta con plazos de pagos de hasta 20 años, atractivos esquemas de financiamiento de hasta 10 millones de pesos, enganche desde el 10 por ciento, además, tasa y pagos fijos durante toda la vida del crédito.

Nosotros te ofrecemos atención y asesoría personalizada desde el principio y como ya mencionamos, facilidad para comprobar todos tus ingresos, así como respuesta a tu petición en cuestión de cinco hábiles.

Otros de los increíbles beneficios de nuestro crédito es que te incluye el seguro de vida y de daños, la posibilidad de sumar ingresos con familiares y conocidos, la inclusión de seguro de vida y no hay penalización por pagos anticipados.

Como ves, esta última estrategia fiscal se trata de ganar-ganar: con el crédito hipotecario correcto, no afectas tu capital, deduces impuestos y haces crecer tu patrimonio. Ven a ION Financiera y comienza aprovechar tus posibilidades.

Aprende a llevar un control de gastos

 

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.