Cómo invertir dinero: la forma inteligente de crecer tu patrimonio

Descubre las variadas formas de inversión a tu disposición

Seguramente conoces a alguien que ha construido su patrimonio a partir de inversiones: tiene un par de inmuebles, autos y sales de vacaciones cada año.

Tú puedes lograrlo también teniendo en cuenta todo lo que hará crecer tu patrimonio con una estrategia de inversión que se construido a lo largo de los años.

Para ingresar al terreno de las inversiones debes saber que no siempre los resultados son buenos: en ocasiones hay pérdidas al no tomar las mejores decisiones.

Para hacer crecer tu patrimonio tienes que invertir tu dinero de manera inteligente.

En este texto te diremos cuáles son las diferentes opciones de inversión, para que elijas una o varias de acuerdo con tu perfil y necesidades.

Todo dependerá del tipo de inversionista que eres.

Si no lo sabes, nosotros te diremos quién eres en el mundo de las inversiones.

El perfil de inversionista se determina a partir de múltiples variables:

  • La edad y el horizonte de tiempo de la inversión: determinará cuánto tiempo estás dispuesto a esperar para gozar de los frutos de la inversión.
  • Los ingresos: los que percibes actualmente y los que deseas tener en el futuro.
  • Las obligaciones financieras contraídas: entre más tengas menos será tu capacidad de ahorro.
  • Capacidad de ahorro: será un factor importante al momento de invertir.
  • Tolerancia al riesgo: cuánto se está dispuesto a arriesgar.
  • Conocimientos financieros: es más fácil invertir en algo conocido que en algo desconocido.
  • Objeto de la inversión: define en qué se utilizarán los recursos invertidos.
  • Rentabilidad deseada: rendimiento que esperas obtener de la inversión en el futuro.

Todos los puntos construyen tu perfil, pero hay unos que determinarán si eres una persona conservadora, moderada o arriesgada.

Contesta el siguiente cuestionario y define qué perfil eres

  • ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a esperar para obtener una ganancia de inversión?
  1. corto plazo b) mediano plazo c) largo plazo
  • ¿Cuánto de tus ahorros estás dispuesto a invertir?
  1. 20 por ciento b) 50 por ciento c) 100 por ciento
  • La palabra riesgo significa para ti:
  1. inseguridad b) contingencia c) oportunidad

Mayoría de A

  • Perfil conservador: Eres un inversionista que prefiere evitar riesgos, buscas instrumentos de inversión que te den la garantía de no perder parte o todo el dinero que pretendes invertir. No te importa que las ganancias obtenidas sean bajas.

Mayoría de B

  • Perfil moderado: Eres un inversionista cauteloso con las decisiones que tomas, pero estás dispuesto a tolerar un riesgo moderado para aumentar tus ganancias. Quieres mantener un balance entre rentabilidad y seguridad.

Mayoría de C

  • Perfil arriesgado o agresivo: Buscas los mayores rendimientos posibles y estás dispuesto a asumir riesgos en los mercados; optas por los instrumentos que prometen las ganancias más elevadas aunque te arriesgues a perder la mayor parte de la inversión.

Ya que conociste los perfiles de inversión y determinaste quién eres, puedes elegir la opción de inversión más adecuada para ti: el porcentaje de riesgo lo reducirás entre más inteligentes sean tus movimientos.

En cuanto a la cantidad de dinero que debes invertir, la respuesta es personal y en función de tus metas: si tu objetivo es conseguir una gran suma de dinero, lo más probable es que tengas que invertir varios billetes.

En cambio si quieres un retorno de inversión moderado, el monto también será mesurado. Es importante que nunca olvides que siempre hay un riesgo y entre más arriesgado sea la inversión, mayor probabilidad tendrás de perderlo todo.

Invertir en acciones

Las empresas emiten acciones con el fin de financiarse y las personas que las compran obtienen algunos derechos y beneficios, como son los dividendos.

Invertir en acciones no consiste en gozar del dinero que ofrece la empresa, sino de venderlos en un futuro cuando estos títulos tengan un mayor valor.

Tú puedes comprar una acción en 100 dólares y en un par de años venderla en 1000 o 2000 dólares. ¿La ganancia es muy grande, cierto?

Pareciera ser una forma muy atractiva de invertir, sin embargo, tienes un riesgo alto, ya que este mercado es altamente volátil y se ve afectado por factores económicos, políticos o sociales que influyen en el precio de las acciones.

Debido al cúmulo de variables que están en juego, se recomienda que hagas una inversión en acciones si tienes los conocimientos necesarios en este campo.

Este tipo de inversión es indicada para los perfiles arriesgados.

Invertir en bonos

Si más bien eres una persona conservadora o moderada, puedes elegir invertir en bonos, los cuales son títulos de deudas expedidos por algunas empresas o instituciones con el fin de financiarse.

De este modo aquella entidad te estaría haciendo pagos periódicos con intereses.

Los bonos son como las rentas, desde un principio se determina cuánto dinero recibirás y por cuánto tiempo.

Se considera una inversión de bajo riesgo, ya que conoces con antelación cuánto vas a recibir por los intereses y que no van a variar hasta el vencimiento.

El problema es que los bonos no suelen estar asegurados y si quiebra la empresa que te los vendió es probable que no recibas la cantidad antes pactada.

Fondos de inversión

Con la gestión de un profesional, puedes poner tus fondos junto con el de otros inversores para que se inviertan en diferentes activos, los cuales pueden ser acciones o bonos de una empresa, por ejemplo.

El administrador será quien se encargue de comprar y vender los activos y repartir el dinero entre los inversores.

Hay que destacar que los inversores no tienen conocimiento del dinero que está en el fondo, por lo que tampoco puede calcular de cuánto será la ganancia.

Existen diferentes fondos de inversión a los que podemos acceder, de acuerdo con nuestro perfil como inversores (conservador, moderado, arriesgado) y con la rentabilidad que deseamos obtener.

Depósitos a plazo fijo

Este es un método sencillo de inversión. Consiste en mantener cierta cantidad de dinero dentro de una institución bancaria durante un tiempo determinado.

A cambio y al terminar dicho periodo, el banco te regresa tu dinero con cierto porcentaje de intereses.

En el caso que necesites retirar el dinero que depositaste en la cuenta, el banco puede cobrarte una penalización.

Esta es una de las opciones más segura y la que más eligen los inversionistas conservadores ya que desde un principio se estipula cuántos intereses recibirás durante el plazo estipulado.

Otro punto a favor es que no necesitas conocimientos en finanzas para realizar esta inversión.

La desventaja es que el interés que ganarás es muy bajo, y difícilmente te ayuda a formar un patrimonio.

Inversión a través de crowdfunding

En la explosión de startups o microempresas surgió el crowdfunding, que consiste en financiar algún proyecto y esperar un retorno de inversión a mediano plazo.

Por lo general se realizan en plataformas online y sin intermediarios.

Dependiendo del dinero que inviertas será el beneficio que obtengas, claro todo depende de los alcances que tenga el proyecto al que le invertiste.

Existen 3 beneficios que puedes obtener:

  1. Recibir una recompensa en forma de producto o servicio, generalmente es para los pequeños inversores.
  2. La obtención de acciones o la participación en la empresa. Es necesario hacer una gran inversión.
  3. El regreso del dinero con intereses, el cual varía de acuerdo con la cantidad prestada y el plazo.

Adquirir una franquicia

La franquicia es el derecho que otorga cierta empresa para abrir un local de su marca.

A diferencia de abrir un negocio propio, con la franquicia tienes el respaldo y el renombre de la compañía, y por tanto, gozas de la credibilidad y la fidelidad de los clientes.

Ten en cuenta que este tipo de inversión es a largo plazo y requiere dedicarle mucho tiempo ya sea supervisando o trabajando el local.

Como al final del día formas parte de la compañía, tendrás que seguir los lineamientos que te impongan y siempre estarás guiado por una casa matriz.

Esto significa que no podrás hacer modificaciones en el negocio ni en la operación, ya que siempre todo debe ser aprobado por la casa matriz.

Hay ventajas y desventajas en este plan de inversión, valora si puedes trabajar bajo este esquema.

Préstamos entre personas o peer to peer lending

Tú tienes una pequeña suma de dinero que puedes dar a otra persona esperando siempre tener beneficios.

En esta modalidad no se encuentra ninguna entidad financiera de por medio, sino una plataforma tecnológica por internet.

De esta forma se presta el dinero de una forma más rápida y se tienen ganancias al mismo ritmo.

Este es un sector con bastante potencial en países de Latinoamérica, especialmente en México, donde las instituciones bancarias ponen muchos requisitos a las personas al momento de otorgar un préstamo.

Lo cierto es que los clientes pagan tasas de interés bajas aunque los inversionistas reciben un mayor rendimiento que si invirtieran en otros productos financieros.

Otra de las ventajas es que no requieres de muchos conocimientos financieros ya que la plataforma intermediaria se encarga de realizar todas las cuentas y tú sólo esperas a que lleguen los beneficios. ¿Te gusta la idea?

Invertir en un inmueble

Si tú eres un inversionista de perfil moderado pero te gustaría tener un retorno de inversión bastante atractivo, puedes elegir invertir en inmuebles.

No es un secreto que los precios de las casas y departamentos aumentan con el paso de los años y más en las principales ciudades de México.

Esto significa que entre más rápido decidas invertir en bienes raíces, más valor ganará tu inmueble a lo largo de los años.

De acuerdo con un artículo publicado por Forbes México, el precio promedio de una vivienda se ha triplicado en los últimos 10 años a la par de la demanda. Eso significa una oportunidad de ganancia muy amplia para los inversionistas de bienes inmuebles.

Esto se debe a que en los últimos años la demanda se ha disparado pero no hay el suficiente espacio para construir tantos edificios.

Siguiendo esta tendencia, si inviertes hoy en una casa su valor se multiplicará en los siguientes años.

El riesgo de inversión es casi nulo a menos que compres una casa en una zona de riesgo ambiental o en una zona que tienda a devaluarse con los años, entonces sí, hay la posibilidad de una devaluación.

Debido a la demanda de vivienda en la Ciudad de México, zona metropolitana, Puebla, Hidalgo, Querétaro y ciudades cercanas, este riesgo de devaluación es infinitamente bajo.

El gran consejo es invertir en una colonia o delegación que se mantenga estable y cuente con un futuro prometedor.

Comprar una casa o departamento como inversión y rentarla es una de las mejores decisiones que hará crecer tu patrimonio de forma acelerada.

Empieza tu patrimonio hoy mismo

Después de leer todas las opciones te habrás dado cuenta que una casa o departamento es una forma inteligente de invertir.

Sí, hacerse de un patrimonio requiere mucho tiempo y dinero de inversión, pero trae consigo múltiples beneficios que perdurará a través de los años.

Si hasta la fecha no habías invertido en un inmueble porque tenías problemas para demostrar tus ingresos de forma tradicional y poder obtener un crédito hipotecario, hoy puedes comenzar tu proyecto de inversión de la mano de ION Financiera.

Ofrecemos facilidades en la comprobación de ingresos, que es el primer problema que tienen los comerciantes y empresarios independientes cuando se acercan a una institución bancaria.

El Crédito Hipotecario para Adquirir tu Vivienda puede ser de hasta 10 millones de pesos, teniendo un 10 por ciento de enganche y con la opción de elegir un plazo máximo de 20 años.

En ION Financiera nos interesa apoyarte para hacer crecer tu patrimonio, es por eso que en nuestro Crédito Hipotecario para Adquirir tu Vivienda te ofrecemos:

  • Respuesta en 5 días hábiles.
  • Facilidad para comprobar todos tus ingresos.
  • Atención y asesoría personalizada.
  • Sin penalización por pagos anticipados.
  • Tasa y pagos fijos durante toda la vida del crédito.
  • Con posibilidad de sumar ingresos con familiares y conocidos.
  • Incluye seguro de vida y de daños.

Una vez que juntes tu documentación y metas tu solicitud de crédito, en cinco días tendrás una respuesta y estarás dando el primer paso en tu proyecto de inversión.

Sin duda esta es la manera más inteligente de hacer crecer tu patrimonio.

 Precalificate ahora

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.