¿Qué crédito hipotecario te conviene según tu edad?

Comprar una casa es algo que se debe empezar a considerar desde el momento en el que tienes una estabilidad económica. Considerar invertir tus ingresos en un patrimonio es una de las mejores decisiones de la vida adulta, pero ¿cómo saber cuál es la edad indicada?

En promedio, la gente compra su primera casa alrededor de los 30 años, edad en la que sus finanzas están mucho más organizadas que durante sus primeros años laborales, en los que el dinero aún lo invierten en fiestas, viajes o ropa.

Hay quienes prefieren esperar hasta los 40 años para tener una solvencia suficiente que les permita solicitar un crédito hipotecario para adquirir una vivienda; sin embargo, esto depende de los ciclos financieros y personales de cada quien.

En este artículo te ayudaremos a definir según tu edad y presupuesto qué tipo de crédito hipotecario es el que te conviene.

¿En qué momento de tu vida estas?

Regularmente los momentos en la vida de cada persona se clasifican en cuatro grandes etapas que, por lo general, se rigen conforme a la edad, necesidades, ventas y problemas.

Lo primero que debes hacer es identificar a cuál de estas etapas perteneces para poder determinar el tipo de crédito hipotecario que te conviene.

1. Primeros compradores

Las personas que se encuentran entre los 25 y 30 años, que son solteros o recién casados, empiezan a pensar en su primer vivienda.

La gente de esta edad, regularmente, ya cuenta con un trabajo ya sea independiente o fijo que es una entrada de ingresos seguros, de los cuales puede disponer para la adquisición de una vivienda.

Para esta etapa los solteros o recién casados, por lo general optan por un departamento o una casa con requerimientos mínimos como una estancia de una sola recámara, sala-comedor y un baño.

Los departamentos tipo estudio o lofts suelen ser mayormente adquiridos por este tipo de personas y los esquemas de crédito hipotecario que funcionan en dichas viviendas son de 15 a 20 años.

Generalmente en este periodo las personas buscan una vivienda que puedan pagar a través de un crédito hipotecario módico que no comprometa sus finanzas con un alto riesgo, pues apenas están empezando a consolidar su patrimonio.

Es importante que te asesores de la manera correcta con la financiera de tu elección para tomar la mejor decisión para la planificación de tu futuro.

Las desventajas en estos casos es que llevas poco tiempo trabajando, por lo que aún estás en la búsqueda de una estabilidad total y una de las grandes ventajas es que existen innumerables esquemas crediticios pensados para jóvenes que ofrecen facilidades al momento de adquirir un crédito hipotecario.

La clave también está en que siempre tengas ahorrado por lo menos el 20% del valor de la vivienda que deseas, para alcanzar tu objetivo.

Un importante consejo si te encuentras en esta etapa es considerar el plazo, pues si bien las mensualidades de la hipoteca son menores de acuerdo con el tiempo, mientras más largo sea el periodo podrían generarse hasta el doble de intereses.

La recomendación es ser muy preciso al momento de elegir el plazo en el que piensas saldar el crédito hipotecario al 100%.

2. Compradores crecientes

Si ya pasaste los 30 años, vives en pareja y ya tienes o planeas tener hijos en el corto plazo, es momento de pensar en un espacio más grande.

En esta etapa se recomiendan viviendas con más de una habitación, para que cada miembro de la familia pueda tener un espacio propio.

Regularmente a esta edad ya has tenido suficientes años para ahorrar lo suficiente para poder adquirir una vivienda que se ajuste a tus necesidades actuales, pues la estabilidad emocional y laboral permiten otras posibilidades crediticias.

En esta etapa se recomienda que hagas un esfuerzo por aportar un buen enganche que se encuentre en el 20 y 30% y que el plazo no rebase los 15 años para que la tasa sea menor.

Las ventajas de solicitar créditos hipotecarios de esta clase y en esta edad es que ya cuentas con historial crediticio que, si es sano, puede ser de mucho beneficio para ti, pues puedes elegir buenas y variadas condiciones de crédito.

Además de que si tus ingresos son suficientes como para comprar una casa o departamento de contado puedes mantener tu liquidez y atender un negocio o compromisos financieros.

Esta es la edad ideal para muchos, pues existen muchos puntos fuertes como un sueldo consolidado y estable, un historial de pago y una mayor experiencia para la adquisición y pago de deudas, por ello se recomienda aprovechar los beneficios que esta edad da para optar por un crédito hipotecario.

3. Compradores estables

Cuando las personas ya están en los 40 buscan viviendas mejor ubicadas o mucho más cómodas, en esta etapa los hijos ya son mayores y buscan espacio propio, por lo que las dimensiones de estas casas tienden a ser mayores.

Durante esta edad muchos también piensan en adquirir casas de descanso o en rentar sus casas actuales para adquirir unas nuevas.

Normalmente para esta etapa, las personas ya están listas para aportar enganches iguales o mayores al 50% de manera que las mensualidades y plazos son menores debido a la capacidad de pago con la que cuentan.

La ventaja en los compradores consolidados es que existe mucho más certidumbre en los ingresos y una mayor conciencia sobre el ahorro y las finanzas personales, además de que los hijos ya están por terminar sus estudios, por lo que la inversión en un crédito hipotecario puede ser más alta.

Si te encuentras en esta edad se recomienda dar un enganche alto; mientras más pequeño sea préstamo, menos caro será. Revisa que el plazo de tu hipoteca no supere los 15 años, considerando que en ese tiempo ya tendrás 65.

4. Compradores maduros

Cuando ya llegaste a los 50 años o pasadito de ellos, te darás cuenta que la casa ya es muy grande para ti, pues tus hijos probablemente ya están fuera de ella y cuentas con espacios vacíos que antes creías que eran insuficientes, es momento de reanalizar tus necesidades.

En esta etapa muchos optan por vender sus grandes casas para invertir en una propiedad menor, esto te da la posibilidad de monetizar una inversión de hace años y optar por una casa o departamento acorde con tu edad.

En estos casos se recomienda que si tu vivienda era de dos pisos, mejor optes por una casa de un piso, pues cada vez será mucho más difícil subir escaleras, un departamento o una casa pequeña es una muy buena opción. Es casi como regresar a tu vida de soltero o recién casado, en el que sólo necesitabas espacio para ti y tu pareja.

Si vendes tu casa, probablemente podrás adquirir una nueva vivienda de contado o usar ese dinero para dar un enganche alto, de forma que el plazo de pago sea por muy pocos años y las mensualidades sean muy bajas.

Los que se encuentran en esta etapa se enfrentan a la desventaja de la edad frente a una solicitud de crédito hipotecario; sin embargo, por lo general muchos de ellos ya no lo necesitan, pues tienen la facultad de realizar pagos de contado gracias a sus ahorros.

Se recomienda que si vas a solicitar un crédito en esta etapa sea con un alto enganche y en un plazo de crédito que vaya de los 5 a 10 años para que el tiempo restante lo dediques a disfrutar de la vida y viajar, pues ya trabajaste mucho por hacerte de un patrimonio propio.

En instituciones como ION Financiera tienes la ventaja de que te dan crédito hipotecario para adquisición de vivienda hasta los 54 años 11 meses, con un plazo máximo de 20 años.

Guia definitiva para obtener un credito hipotecario

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.