¡Que tu primer propósito del año sea una casa propia!

Diciembre es uno de esos periodos en los que se puede respirar una atmósfera diferente al resto de los otros meses del año; además del clima frío, los adornos, los banquetes y la reunión con los miembros de la familia, durante los últimos días del año, también es un momento en el que podemos reflexionar sobre nuestro futuro y el de nuestra familia.

Nueva llamada a la acción

Cuando pensamos en ello, una de las cosas que vienen más rápido a la mente es el bienestar y felicidad de los nuestros, pues ¿a quién de nosotros no le gustaría ver a su familia disfrutando de paz y prosperidad?

De la mano con esta pregunta podemos pensar ¿cómo lograr que mi familia pueda estar en paz y sea próspera?

La respuesta a esta interrogante es tan sencilla como contundente: se trata de una casa propia, pues, además de evitar el constante pago y desperdicio de dinero en una renta, puede brindar muchos otros beneficios. En el presente artículo te damos una breve lista de por qué conviene que consideremos como primer propósito de año nuevo una casa propia.

1. La mejor inversión para ti y tu familia

art-01-La-mejor-inversion-para-ti-y-tu-familia

Un bien raíz propio, es una de las mejores inversiones que se pueden hacer en pos del bienestar de nuestra familia, pues al adquirir uno, estamos dándole una genuina valía al dinero que hemos invertido en él.

Así como una cuenta de ahorros nos puede dar rendimientos a cierto plazo definido de tiempo, adquirir una vivienda hace que el dinero que destinamos en ella, nos pueda dar de hecho más rendimientos, tanto financieros como de estabilidad, estos son:

1.1 Fortalece nuestro historial crediticio

art-02-Fortalece-nuestro-historial-crediticio

Una de las grandes ventajas de adquirir una casa propia es justamente el hecho de que esta inversión hará que el historial crediticio que pudimos haber manejado, se fortalezca mucho, abriéndonos las posibilidades a adquirir bajo crédito cualquier cosa que necesitemos.

Adquirir una vivienda propia es una carta de recomendación formidable.

1.2 La plusvalía del sitio es una gran inversión

art-03-La-plusvalia-del-sitio-es-una-gran-inversion

 

Dependiendo del lugar donde se encuentre nuestro nuevo hogar, la plusvalía del sitio puede elevarse y con ello, hacer que nuestra casa, que pudo habernos costado 1 millón de pesos, ahora cueste 1.75 millones de pesos, por ejemplo

2. Estabilidad total para ti y tu familia

art-04-Estabilidad-total-para-ti-y-tu-familia

Podemos llegar a creer que la estabilidad de la familia sólo se puede basar en el hecho de que a esta no le falte nada, a pesar de que el sustento es una parte muy importante, no lo es todo al buscar una estabilidad total; una vivienda propia nos ayudará a comprenderlo de mejor forma. Veamos de qué formas esto puede ser posible:

2.1 ¡Un lugar que de verdad es nuestro hogar!

art-05-Un-lugar-que-de-verdad-es-nuestro-hogar

Por fin vamos a contar con un techo que sea verdaderamente nuestro y en el cual podamos sentirnos tranquilos, estar satisfechos después de un día de trabajo a diferencia de los días en los que pudimos haber sentido temor de que se cancele nuestro contrato de renta.

2.2 Una vida más tranquila para los hijos

art-06-Una-vida-mas-tranquila-para-los-hijos

¿Cómo? Bueno, pensemos en cuando debíamos de rentar una casa, eventualmente sucede que por una o por otra razón el contrato de renta no se renueve y con ello nos tengamos que mudar.

En el mejor de los casos puede ser en la misma colonia, sin embargo, la mudanza puede llevarnos a lugares los cuales jamás nos imaginamos, así como costos que no se tenían previstos.

El cambio de residencia forzado y de entorno puede generar un sentimiento de incertidumbre en la familia, que puede ser el detonante de tensiones y roces entre sus integrantes; eso sin mencionar el estrés en los chicos al momento de la mudanza pues con ella hay un cambio de escuela, con nuevos compañeros y maestros.

3. Casa propia: el lienzo perfecto para la familia

art-07-Casa-propia-el-lienzo-perfecto-para-la-familia

Cuando realizamos el pago de la renta de una casa, una de las grandes limitantes que se nos presentan es la de adaptarnos a los lineamientos del lugar donde vamos o estamos residiendo, y las cuales, por medio del contrato nos vemos obligados a cumplir.

Sin embargo, al contar con un patrimonio propio podemos hacer de este espacio más acogedor, haciendo que este se amolde a nuestras necesidades y no nosotros al inmueble, aquí dos ejemplos de ello:

3.1 Podemos mejorar la vivienda

art-08-Podemos-mejorar-la-vivienda

Puede que lleguen más integrantes a la familia o las necesidades de esta cambien y se requiera hacer modificaciones en la casa, como crear un nuevo cuarto, e incluso hacer la instalación de un pequeño jardín, o una pequeña piscina. Cosa que no podríamos hacer en una casa en renta, pero sí en nuestra vivienda.

Además de ello, la experiencia de poder remodelar la casa, así como hacer decoraciones puede ayudar a estrechar los lazos con la familia, brindándonos un mayor sentimiento de pertenencia y con ello, satisfacción.

3.2 ¡Mascotas son bienvenidas!

art-09-Mascotas-son-bienvenidas

Normalmente, los dueños de muchas casas de renta no permiten que vivan mascotas, a causa de ello, muchas familias han tenido que despedirse de sus fieles animales de compañía, muchas veces para siempre.

Sin embargo, cuando tenemos nuestra casa propia y si contamos con los medios para hacerlo, podemos darle hogar a cuantas mascotas queramos.

¡No lo dudemos, que nuestro primer propósito del año sea nuestra nueva casa!

art-10-No-lo-dudemos-que-nuestro-primer-proposito-del-ano-sea-nuestra-nueva-casa

Cumplir nuestros propósitos así como adquirir una vivienda se ha vuelto un reto para las familias en los últimos años, hacerse de una vivienda propia es uno de los objetivos en los que muchos de nosotros ya hemos pensado, y qué mejor manera de hacer realidad este proyecto, que comenzando el nuevo año con ello.

No lo dejemos sólo como un proyecto más y pongámonos en marcha para cumplir este objetivo y celebremos la adquisición de una casa que sea exclusivamente nuestra en compañía de nuestra familia.

ION Financiera cuenta con una amplia variedad de créditos, que se adaptan a tu forma de generar ingresos y con plazos que se ajustan a tu proyecto de adquisición de vivienda.

Además, flexibilidad reflejada en la atención personalizada por parte de un asesor que evaluará nuestro caso, a diferencia de otras financieras que se basan en puntajes.

Con el precalificador de ION, solo es cuestión de responder unas cuantas preguntas para comenzar nuestra evaluación y conseguir nuestra casa nueva.

Nueva llamada a la acción

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.