Ventajas de usar un precalificador de crédito hipotecario

Conocer cuál puede ser tu línea de financiamiento cuando vas a contratar un crédito hipotecario para adquirir una casa es la mejor estrategia para iniciar o incrementar tu patrimonio.

Para ello es necesario usar las herramientas que las instituciones financieras ponen a tu alcance.

El precalificador de crédito hipotecario y el simulador de crédito hipotecario son dos herramientas que puedes usar a tu favor.

Sin embargo, con frecuencia el precalificador suele tener muchas más ventajas al momento de conocer tu crédito hipotecario.

En este artículo te decimos cuáles son las ventajas de un precalificador, para que tus cálculos vayan más allá de un simulador de crédito y puedas obtener información acertada antes de solicitar un financiamiento.

Precalificador

Se trata de una herramienta que te ayuda a conocer un escenario aproximado del monto de crédito que puedes obtener en relación con el valor de la propiedad.

Las ventajas de un precalificador como el de ION Financiera te ayuda a obtener información para analizar si te conviene contratar un crédito hipotecario.

A continuación te enlistamos las ventajas:

1.- Quedas precalificado: una de las mayores ventajas que te ofrece un precalificador de crédito hipotecario es que, como su nombre lo indica, al hacer uso de él también quedas precalificado.

Una vez que has dejado tus datos y la herramienta te ha arrojado un resultado, quedas precalificado con la suma que te da el precalificador.

Sin embargo, es necesario que consideres que es un resultado preliminar y que para que pueda ser aprobado es necesario hacer una solicitud de crédito y validar tus datos.

Además, es necesario que tomes en cuenta que para que la financiera pueda otorgarte un crédito debes tener un buen historial de crédito; en el caso de ION Financiera se acepta un BC Score mínimo de 500 puntos.

El BC Score es una forma de medir tu comportamiento en el Buró de Crédito, por medio de un sistema de puntajes.

Con este puntaje las financieras pueden medir cuáles son las probabilidades de que un solicitante de crédito pueda hacer frente a una deuda. A mayor puntaje, mayor la probabilidad de liquidar una deuda.

También es necesario que cuentes con el enganche de la propiedad, pues uno de los requisitos para tener acceso al financiamiento es contar mínimo con el 10 por ciento del valor de la propiedad.

Asimismo, es necesario que tengas en cuenta los gastos adicionales que están vinculados a un crédito hipotecario como los notariales, de avalúo y de apertura.

2.- El monto es muy aproximado: otra de las ventajas de un precalificador es que si registras tus datos reales, el resultado puede acercarse mucho al que te quede aprobado.

Por ello, es necesario que tengas a la mano tus datos personales; que registres tus ingresos e información laboral; así como los datos que faciliten revisar tu historial en el Buró de Crédito.

Recuerda que para tener acceso a un crédito hipotecario debes tener el puntaje mencionado anteriormente.

Al ser ION Financiera una institución regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Condusef, tus datos se encuentran protegidos.

3.- Obtienes atención personalizada: una vez que has quedado precalificado, un ejecutivo se pone en contacto contigo para hablarte sobre el esquema de financiamiento.

De esta manera puedes despejar todas tus dudas con respecto a los resultados que obtuviste en el precalificador y sobre el crédito hipotecario.

El asesor de crédito también te puede ayudar a llenar la solicitud de crédito para que esta acción sea mucho más ágil y comience el proceso de comprobación.

Todo el proceso, desde la solicitud hasta la entrega del crédito hipotecario, puede ser tan ágil como tú lo desees.

Es importante señalar que para que este proceso sea mucho más rápido es necesario que durante la etapa de comprobación de ingresos ayudes a reunir lo antes posible la documentación requerida.

4.- Conoces las características del crédito hipotecario: otra ventaja del precalificador es que te indica cuánto vas a pagar y cómo lo vas a pagar.

En ese sentido, te da a conocer el monto de las mensualidades y el plazo, es decir, te da un desglose de todos los costos que están vinculados a un financiamiento y, además, te arroja tu estatus en el Buró de Crédito.

Con estos resultados tienes la posibilidad de evaluar si te conviene contratar un financiamiento, además, la herramienta te indica si tu perfil es sujeto a un crédito hipotecario.

5.- Tu precalificación es rápida: precalificarte es una de las tareas más sencillas, pues sólo necesitas ingresar los datos y una vez que has finalizado el registro obtienes el resultado en cuestión de segundos.

Una vez que ya te has precalificado, un asesor se comunica contigo para iniciar tu solicitud de crédito hipotecario.

Recuerda que para que sea rápida la precalificación debes tener a la mano tus datos personales, ingresos, información crediticia y dar tu autorización para revisar tu Score en el Buró de Crédito.

Simulador

El simulador de crédito, como lo dice su nombre, se encarga de simular un escenario de lo que sería un financiamiento.

Esta herramienta funciona de la siguiente manera:

1.- Simula un crédito: a diferencia de un precalificador, el simulador de crédito solamente te arroja un supuesto del monto que deberías obtener de financiamiento.

En ese sentido es difícil saber si el monto que arroja esta herramienta digital queda en algún estatus de preaprobación de crédito y si se le puede dar seguimiento a tu proceso.

Aunque un simulador es una forma fácil de tener un supuesto escenario de cuánto puedes obtener y cómo puedes pagar un crédito hipotecario, sólo te quedas con la idea de una posibilidad.

 

2.- Las cifras suelen tener un rango poco probable: debes considerar que en esta herramienta los resultados tienen un rango de diferencia poco acertado en relación con un crédito hipotecario real, esto se debe, principalmente, a que no hay cifras exactas.

Tampoco se puede validar cuáles son tus ingresos y gastos fijos, información que considera una financiera antes de aprobar un crédito hipotecario.

A diferencia del precalificador, en donde las cifras tienen un rango aceptable de diferencia, la forma tan sencilla en que está programado el simulador termina complicando el rango entre el resultado y el crédito real.

En ese sentido es probable que el simulador te diga, a partir de los datos que ingresaste, que puedes tener acceso a un crédito y al momento de solicitarlo puedes no contar con los requisitos.

En cambio, los datos que pide el precalificador son estratégicos, por lo que los resultados pueden ser un poco más aproximados al crédito real.

3.- No hay atención personalizada: con frecuencia los simuladores no generan ninguna acción por parte de las financieras, por lo que el proceso se queda estancado ahí.

Cuando llega a haber respuesta por parte de un ejecutivo, con frecuencia suele ser muy largo el lapso de tiempo de contacto, una acción que suele alentar el proceso de solicitud de crédito.

Con el precalificador, la respuesta es mucho más rápida y al finalizar cuentas con la ayuda de un asesor que te asiste durante el llenado de tu solicitud.

Como puedes ver, ambas herramientas son útiles cuando se trata de conocer sobre la obtención de un crédito hipotecario, sin embargo, el precalificador es una herramienta mucho más completa.

Si ya estás listo para solicitar un crédito hipotecario, precalifícate con ION para que puedas evaluar tus opciones y conseguir tu objetivo: tu casa.

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.