Hipoteca garantizada, ¿cómo funciona?

En ocasiones, solicitar un crédito hipotecario puede complicarse si tu historial crediticio no está completamente sano.

Un banco, por ejemplo, negaría de inmediato tu solicitud de crédito si presentas incidencias negativas en el Buró de Crédito; sin embargo, algunas financieras son mucho más flexibles en este sentido.

Existen algunas deudas financieras con las que ciertas financieras pueden llegar a ser flexibles como las cuentas en telefonías celulares.

Es decir, si tu historial crediticio esta manchado únicamente por una deuda de este tipo, la institución podría considerar otorgarte un crédito hipotecario sin mayores complicaciones.

Esto no quiere decir que tener un mal historial crediticio no sea importante para una financiera que piensa en prestarte dinero, por el contrario, mientras más sano aparezcas en el Buró de Crédito, mayores posibilidades.

En ION Financiera existen casos especiales en los que los créditos hipotecarios se pueden otorgar si se pone en marcha la hipoteca garantizada.

¿Qué es la hipoteca garantizada?

Recordemos que el crédito hipotecario es la suma monetaria que una institución financiera te otorga para adquirir un bien inmueble y que te comprometes a pagar en un período de tiempo determinado, con mensualidades específicas y un mínimo de enganche del 10%.

La hipoteca garantizada funciona casi de la misma forma.

Si tienes incidencias en el Buró de Crédito, la financiera podría considerar ofrecerte una hipoteca garantizada: consiste en otorgarte el préstamo, pero con un enganche mucho más alto, que garantice que podrás saldar tu compromiso.

El mínimo para poder tener acceso a este tipo de hipotecas es de 500 mil pesos, pues de lo contrario, debido a tus incidencias en el Buró, eres considerado con un perfil de alto riesgo.

Antes de acceder solicitar esta modalidad, debes considerar los mismos puntos que cualquier otro crédito.

  • Ahorrar el monto requerido para el enganche
  • Identificar la hipoteca que se adapte a tus posibilidades económicas, tomando en cuenta las responsabilidades monetarias que tienes. 
  • Determinar el plazo correcto en el que terminarás de saldar el crédito que se te otorgó.

Responsabilidad de una hipoteca garantizada

Tanto en los créditos hipotecarios como en las hipotecas garantizadas debes considerar algunos aspectos que son necesarios recalcar.

Cuando obtienes un compromiso de saldar un préstamo, lo haces por escrito, aceptando las condiciones en caso de que no lleves a cabo los pagos en tiempo y forma.

Al adquirir la responsabilidad de una hipoteca, va implícito que puedes cubrirla en su totalidad, ya que hubo un estudio previo de tus ingresos y deudas que acreditaron tus posibilidades, por lo que los prestamistas no tomarán en cuenta problemas familiares o económicos actuales. 

Enfóquese en encontrar una hipoteca que pueda pagar aún tomando en cuenta sus otras prioridades, y no en la cantidad de dinero para la que pueda calificar.

Los prestamistas le dirán cuánto puede pedir prestado, es decir, la cantidad que están dispuestos a prestarle. Diversas calculadoras en línea comparan sus ingresos y deudas y llegarán a respuestas similares.

Toma en cuenta que en el caso de la hipoteca garantizada en la que ofreces un enganche muy superior a los demás para adquirir un crédito, corres el riesgo de perder lo invertido en caso de incumplimiento del contrato.

Créditos hipotecarios dudas y soluciones

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.