Riesgos de un mal historial crediticio

En ocasiones anteriores hemos abordado el tema del Buró de Crédito y la importancia de éste al momento de querer adquirir tu patrimonio.

Recordemos que el Buró de Crédito es una Sociedad de Información Crediticia que recopila el historial financiero de personas y empresas desde el momento en el que solicitas un crédito.

Es decir, que si alguna vez has tramitado un tarjeta de débito o contratado un servicio telefónico o similar, seguramente aparecerás en el buró y cualquier empresa podrá tener acceso a tu estado financiero.

Muchas personas piensan que aparecer en el Buró de Crédito es malo; sin embargo, este término es relativo.

En realidad todos estamos en el buró si hemos solicitado un crédito, pero el estado en el que apareces en él es lo verdaderamente importante.

Mal historial crediticio

Con este antecedente podemos decir que un mal historial crediticio es cuando tu estado financiero refleja adeudos de algún crédito en el que no estés al día.

De acuerdo con una encuesta realizada por ComparaGuru.com, las razones más comunes por las que una persona refleja un historial crediticio que no es sano se encuentran:

  • No pagar a tiempo la tarjeta de crédito.
  • Ser aval de una persona morosa.
  • No pagar a tiempo los préstamos.
  • No liquidar la cuenta del plan de telefonía celular.
  • Robo de identidad.

¿Qué pasa cuando nuestro historial crediticio no es sano?

Un buen historial crediticio no es una cosa de juego, pues esto te ayudará en tu camino a conseguir diferentes tipos de financiamiento; sin embargo, un mal historial tendrá el efecto contrario.

1. Reputación como usuario

El primer gran riesgo o repercusión de un mal historial crediticio es la reputación que irás adquiriendo como usuario, pues una deuda manchará tu carta de presentación ante cualquier institución financiera.

No pagar un servicio como un plan móvil no tiene altas repercusiones legales que, por ejemplo, te hagan pisar la cárcel; sin embargo, aunque “no hay consecuencias de ley”, tu credibilidad como usuario será limitada.

2. Negación de otro tipo de créditos

Esta mala reputación por tener un mal historial crediticio te hará un prospecto poco confiable para otras financieras, por lo que será mucho más difícil acceder a un crédito de cualquier tipo o te saldrá más caro.

En el caso de los créditos hipotecarios el historial da fe ante bancos o instituciones que están considerando prestarte o no dinero.

Tu historial califica tu comportamiento financiero y si es malo, es probable que recibas un NO como respuesta.

3. Efecto dominó

Uno de los riesgos más grandes que provoca un mal historial crediticio es algo similar al efecto dominó y aquí te explicaremos por qué.

Cuando solicitas un crédito y no cumples con todos los requisitos que una institución financiera te está solicitando es probable que te rechacen y el mal historial en el buró de crédito sea una de las principales causas.

Pero el problema no está en que una institución te rechace la solicitud, sino que cuando esto sucede queda marcado dentro del historial y cuando otra industria evalúa tu solicitud lo consideran un foco rojo.

Las financieras funcionan similar con este tipo de temas; si vieron que otra institución prestigiosa rechazó por algún motivo a ese usuario, es probable que ellos tampoco se arriesguen a otorgarle el crédito: esto es el efecto dominó.

Ahora que conoces los principales riesgos de un mal historial crediticio, lo ideal es que cuando adquieras la responsabilidad de un crédito o de aval consideres las consecuencias para mantener tu estado financiero sano y que tus posibilidades de adquisición no se vean afectadas.

Quién tiene acceso a un crédito hipotecario

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.