fb fb    
 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Subscribe Here!

Finanzas personales: ¿qué son y cómo organizarlas

Tiempo de lectura: 6 min.

05 de ago del 2021

Tener una buena organización de las finanzas personales puede ser más complicado de lo que creemos cuando no estamos acostumbrados a medirnos o controlarnos.

Necesitas tener mucha paciencia, dedicar tiempo a la tarea y fijar una metodología para conseguir el objetivo. Durante el camino, claro que habrá tentaciones, pero se debe tener las armas necesarias para sortearlas.

En esta ocasión, vamos a centrarnos en el tema de las finanzas personales y te vamos a explicar qué son y cómo puedes organizarlas con éxito para que ya no sean un problema para ti.

01 Finanzas personales_ ¿qué son y cómo organizarlas_

¿Qué son las finanzas personales?

02 ¿Qué son las finanzas personales_

Las finanzas personales hacen referencia a la administración y al manejo de dinero y de bienes de alguien en particular o de una familia en conjunto. 

Se trata de un proceso de planificación de las actividades financieras personales, entre las que se incluyen elementos como ingresos, gastos, ahorro, protección, créditos, seguros e inversiones. 

Por desgracia, las finanzas no son un tema que se toque desde que somos jóvenes, lo que provoca que, con el paso del tiempo, terminemos metidos en aprietos por cuestiones de dinero. Pero podemos trabajar para mejorar esta relación y salir adelante.

La importancia de las finanzas personales

03 La importancia de las finanzas personales

Entender el modo en que nos relacionamos con el dinero es muy importante para poder diseñar un plan de acción que nos ayude a cumplir las metas financieras que nos ponemos. 

Solo poniendo atención a este elemento vamos a ser capaces de profundizar en las decisiones que tomemos al emplear nuestro dinero, sin importar si es para un gasto o para una inversión. 

Muchas veces, no se conoce a profundidad el impacto que tiene cada una de las decisiones que tomamos o cómo estas pueden perjudicar o beneficiar nuestra calidad de vida. 

¿No estás cansado de trabajar entre 8 y 10 horas al día sin parar y terminar malgastando tu salario para llegar al final de quincena con los bolsillos casi vacíos? Estamos seguros de que sí. 

Está bien darse gustos y demás, pero poner atención al modo en que administramos y gestionamos es vital para poder generar más ingresos en el largo plazo. Aunque sean temas que nos parecen complicados, hay que darle importancia, pues desde el momento en que comenzamos a manejar dinero, ya entran en juego las finanzas personales. 

Cómo organizar tus finanzas personales

Esquematizar tus finanzas personales, sin importar el momento en el que te encuentres, es una de las mejores decisiones que puedes tomar no solo por ti, sino también para proteger a los que más quieres.

¿Quieres aprender a hacerlo? ¡Aquí vamos a ayudarte con esta pequeña guía para que logres organizarlas!

1. Haz un diagnóstico de tu situación actual

04 1. Haz un diagnóstico de tu situación actual

Antes de comenzar a organizar tus finanzas personales, tienes que analizar en dónde te encuentras actualmente respecto de los números. De esta manera, podrás determinar un punto de partida y hacer un balance.

Este diagnóstico financiero tiene que incluir tus activos (todos los ingresos, ahorro, propiedades) y todos tus pasivos, es decir, las deudas y los compromisos financieros a corto y largo plazo que tienes. 

Cuando tengas esta información, pasa a un análisis de riesgos, es decir, ¿qué pasaría si en este momento perdiera el trabajo? ¿Podrías hacer frente a tus deudas? Considera todos los factores para que llegues a conclusiones sobre el estado de tus finanzas personales.

2. Sal de deudas

04 2. Sal de deudas

Tener múltiples compromisos de pago compromete, en gran medida, los ingresos presentes y futuros, limitando mucho el modo en que manejamos nuestros ingresos, por ejemplo, para realizar inversiones.

Por ello, es muy importante que hagas un balance de lo que debes y que aproveches todos los ingresos extra, como bonos o aguinaldo, para salir de deudas sin morir en el intento

En caso de que no puedas afrontar todas tus deudas, lo mejor es que te pongas en contacto con tus acreedores para buscar una solución y evitar que el endeudamiento siga creciendo, dejándote sin salida. 

Recuerda que para tener finanzas personales sanas el dinero tiene que trabajar para ti y no tú para él, así que ponte en acción para revertir esta situación, en caso de que te encuentres en ella. 

3. Realiza un presupuesto 

04 3. Realiza un presupuesto_

Si cada quincena terminas con saldo negativo en tus cuentas, evidentemente, hace falta ajustar tu presupuesto. Muchas veces, esto se debe a los famosos gastos hormiga, por lo que se debe tener cuidado y, sobre todo, control en este aspecto.

Apóyate armando un presupuesto que incluya todos tus gastos fijos y variables. Entre más detalles contenga, será mucho mejor para que te des cuenta y puedas detectar cómo ir modificando tus costumbres para que tus finanzas personas no se vean tan afectadas. 

Cuando tengas toda esta información reunida, ve eliminando aquello que es vital o que no representa realmente un problema para ti si se quita al menos por un tiempo, en lo que logras una buena estabilidad.

4. Adquiere solo deudas que aporten

04 4. Adquiere solo deudas que aporten

¿A qué nos referimos con “deudas que aporten”? A que realmente no sean deudas, sino inversiones y que te ayuden a hacer crecer tus ingresos. Por ejemplo, adquirir deudas para ir construyendo tu patrimonio.

Recuerda que se trata de compromisos importantes y, la mayoría de veces, no vale la pena pagar intereses por algo que ni siquiera va a ayudarte a mejorar tus finanzas personales o a potenciar algo en tu vida.

Una de las pocas razones por las que vale la pena hacerte de un adeudo es si se trata de ir creando tu patrimonio porque será algo que te va a durar mucho tiempo o, incluso, toda la vida y que puede ir aumentando su valor con el paso de los años.

5. Controla tus gastos y tus tarjetas de crédito

04 5. Controla tus gastos y tus tarjetas de crédito

Una de las herramientas más difíciles de gestionar dentro de las finanzas personales son las tarjetas de crédito, pues se vuelve fácil pagar todo con ella y cubrir únicamente los pagos mínimos, pero recuerdo que todo ese dinero es un préstamo.

Los intereses anuales de una tarjeta de crédito pueden llegar hasta al 90%, dependiendo de la entidad bancaria, por lo que es un riesgo muy alto que, la mayoría de veces, no vale la pena correr. 

No se trata de eliminar esta herramienta ni de darlas de baja, sino de aprender a darles un buen manejo, pues te pueden ayudar a financiar pagos hasta 45 días y son excelente opción para aprovechar ofertas.

Si quieres darle un buen uso, lo mejor es que pagues el total de tu deuda cada mes para evitar intereses y cuida muy bien tus promociones de meses sin intereses, pues a veces se adquieren productos a 18 meses y primero deja de funcionar antes de que acabe la deuda. 

6. Invierte en seguros

04 6. Invierte en seguros

Contrario a lo que se suele pensar en México al menos, adquirir seguros no es un gasto sino una inversión. Son muy útiles e indispensables para cuidar tu patrimonio (casa, auto, salud, etcétera) contra emergencias o imprevistos. 

Hacer frente a eventos inesperados puede terminar destruyendo el patrimonio que tantos años y sacrificios te ha costado construir, por lo que es mejor destinar una parte de tus ingresos para pagar pólizas y así no poner en riesgo la totalidad de tus finanzas personales.

Antes de tomar la decisión final, asesórate con un experto y encuentra las opciones que se ajusten a tu situación personal, financiera y familiar. Asegúrate siempre de optar por compañías legalmente establecidas y con gran trayectoria en el mercado.

7. Pon objetivos al ahorrar

04 7. Pon objetivos al ahorrar

Ahorrar sin ningún tipo de meta puede ser realmente complicado y puede ser muy fácil perder el foco y dejar de hacerlo, por lo que siempre es recomendable que tengas un fin para emplearlo. 

Lo mejor es que la meta sea a corto plazo, que sea alcanzable, para que realmente te motives y cumplas cada mes o cada quincena con tu ahorro según lo planeado. Cuando establezcas el objetivo, arma un plan con base en tu presupuesto y ponlo en marcha. 

Debes tener en cuenta los siguientes puntos o elementos: 

  • Objetivo del ahorro: ¿para qué quieres el dinero ahorrado?
  • Plazo: ¿en qué tiempo vas a reunirlo?
  • Capital de inicio: ¿con cuánto dinero voy a empezar?
  • Instrumentos de inversión: ¿cómo voy a potenciar los rendimientos de mis ahorros?

Después de esto, el verdadero reto será realmente tener la disciplina para ir cumpliendo con tu cuota de ahorro cada determinado tiempo. 

8. Planifica tu jubilación 

04 8. Planifica tu jubilación_

Además del ahorro, tienes que pensar desde joven en tu jubilación. Este elemento es parte de unas finanzas personales sanas pues, aunque puede parecer algo muy lejano, llega antes de lo que te imaginas.

Muchos expertos apuntan a que se necesita aproximadamente el 80% del salario actual para la jubilación, así que entre más pronto lo tengas en mente y lo contemples, será más fácil para ti organizarte y tener buenos resultados. 

Ir reservando una parte de tus ingresos para tu jubilación te va a ayudar no solo a estar más tranquilo, sino también a reducir tus impuestos sobre la renta en caso de que coloques el dinero en un fondo con ventajas impositivas. 

9. Pon todos tus ahorros a trabajar para ti

04 9. Pon todos tus ahorros a trabajar para ti

La época en la que los ahorros se debían quedar debajo del colchón quedó atrás. Ahora es importante que seas inteligente y que lo coloques en donde pueda generar rendimiento, aunque este sea bajo. 

Hay muchas opciones de inversión, como instrumentos financieros, para que tu dinero crezca mientras está en stand by. Busca aquellos que se ajusten a tus montos y que den rendimientos atractivos.

Solo presta mucha atención a los riesgos que implica cada opción para que no te lleves sorpresas desagradables. Asimismo, es sumamente importante que seas paciente: mucha gente espera grandes ganancias en el corto plazo y nunca funciona así, al menos no con las opciones de riesgo bajo. 

10. Edúcate continuamente en finanzas

04 10. Edúcate continuamente en finanzas

El hecho de que estés ahora mismo en el blog de ION Financiera, leyendo sobre finanzas personales, es ya un paso importante, pero tienes que hacerlo de manera continua para seguir fortaleciendo tus conocimientos y saber qué hacer.

Recuerda que nunca se deja de aprender y todo aquello que vayas encontrando, ya sea a través de libros, post o videos, puede ser útil si lo entiendes y lo empiezas a aplicar poco a poco en tu vida diaria.

Las finanzas personales no se reparan de la noche a la mañana; se requiere de mucho trabajo, pero siempre existen caminos para conseguir el objetivo. Lo importante es ser persistente, así que nunca dejes de educarte.

Equilibrio, la clave para unas finanzas personales sanas

Todo lo relacionado con las finanzas personales repercute en muchos niveles, como el bienestar y la calidad de vida, pues no poder llegar bien a fines de mes causa estrés y termina dañando la salud a la larga.

Por esta razón, es muy importante que encuentres un equilibrio entre tus gastos e ingresos y lo que puedes hacer para disminuir unos y potenciar los otros. Ser capaz de organizar tus finanzas tiene un impacto positivo directo y brinda tranquilidad y seguridad.

Ahora que sabes qué tomar en cuenta para llevar de manera correcta tus finanzas personales, ¿qué esperas para comenzar a hacerlo? El proceso será largo, pero entre más rápido pongas manos a la obra, más pronto llegarás a tu meta, así que ¡inicia de una vez.

Comparténos tus comentarios

Nuestro ebook del mes

El manual para conocer un contrato de crédito

ARTÍCULOS DESTACADOS

Nuestro ebook del mes

El manual para conocer un contrato de crédito

ARTÍCULOS DESTACADOS