Preguntas frecuentes sobre los créditos hipotecarios

Si por tu mente se ha cruzado la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario para ir formando un patrimonio, seguramente te surgieron cientos de preguntas en torno de los préstamos.

Tranquilo, es común que las interrogantes sean lo primero que surjan cuando piensas en “endeudarte”, pero recuerda que no hay pregunta tonta, por ello aquí resolveremos algunas de las dudas más usuales.

¿Cómo funciona un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es el financiamiento que una institución o banco otorga a una persona con la finalidad de adquirir un bien inmueble.

Hay que señalar que un porcentaje muy bajo de la población mexicana tiene la solvencia económica para comprar una casa en un sólo pago y es por ello que surgen los créditos hipotecarios.

Este tipo de créditos permite a los solicitantes adquirir un patrimonio sin tener la necesidad de desembolsar en un solo pago una cantidad importante de dinero, pues les da la oportunidad de obtener una vivienda y pagarla a ciertos plazos.

La cantidad a pagar se determina a través de dos aspectos:

  • El enganche que dé el cliente, cuyo mínimo es de 10%; a mayor enganche menor es la mensualidad.
  • Los ingresos del solicitante, la institución financiera evalúa los ingresos del aspirante y ajusta la mensualidad de forma que la economía del cliente no se vea lesionada.

¿Para qué puedo usar un crédito hipotecario?

Uno de los mitos alrededor de los créditos hipotecarios es que únicamente se pueden usar para adquirir un inmueble; sin embargo, la realidad es muy diferente, pues un préstamo de ese tipo tiene diferentes funcionalidades.

Un crédito hipotecario te sirve para:

  • Comprar un inmueble: La adquisición puede ser de una casa o un departamento ya sea nuevo, usado o en preventa.
  • Comprar un terreno: El crédito hipotecario puedes utilizarlo para la adquisición de un terreno privado que, en ocasiones, es más económico que una casa o departamento ya construido.
  • Construcción de vivienda: Si lo que deseas es construir, un crédito es tu mejor opción, ya que con él puedes obtener el recurso para edificar tu vivienda u oficinas.
  • Remodelar tu casa: Esta es una de las opciones que poca gente considera, pues muchos piensan que un crédito puede usarse solo para la compra, pero la buena noticia es que también se otorga a aquellos que tienen la intención de remodelar su casa.
  • Liquidez: Si ya tienes una casa, úsala como garantía y obtén un crédito hipotecario para tener liquidez e invertirlo en otras opciones.

¿Por cuánto tiempo tengo que pagar el crédito hipotecario?

Esta es una de las preguntas más frecuentes al momento de pensar en un crédito hipotecario, debido a que es un monto considerable a invertir.

A veces se tiene la idea de que cuando adquieres un crédito hipotecario vas a tener muy poco tiempo para pagarlo, pero la realidad es que el periodo que dure tu deuda se adapta a tus ingresos, ahorro y perfil.

Cada institución financiera cuenta con diferentes periodos para liquidar el monto total del crédito hipotecario; sin embargo, en su mayoría estriban entre 5 y 20 años.

El número de años se determina con base en tus ingresos y enganche, pero como cliente también tienes voz sobre el periodo, por lo que puedes elegir en acuerdo con la financiera el lapso en el que puedes pagar la suma total sin complicaciones.

¿Qué pasa si me retraso en las mensualidades?

Otra de las preguntas comunes entre los aspirantes a un crédito hipotecario tiene que ver con los retrasos en las mensualidades.

Lo primero que debes considerar es que adquirir un crédito hipotecario involucra responsabilidad, por lo que tienes que tener presente que hay una serie de obligaciones tras él.

Las financieras establecen diferentes tipos de penalizaciones por adeudo de las mensualidades que, según la gravedad, van aumentando para el cliente.

Por ejemplo: si sólo te retrasas en el pago puntual de alguna mensualidad es probable que se te cobre un interés moratorio, esto es el porcentaje extra que se te proporciona y que aceptas al momento de firmar tu contrato.

Se recomienda que antes de adquirir un crédito consultes todas tus dudas con las institución financiera con la que piensas realizar el trámite.

Aprende a llevar un control de gastos

 

Newsletter

Artículos recientes

Nuestra conexión

Comparte tus comentarios con nuestros lectores.